A menudo como coreógrafos y docentes, dedicamos la mayor parte de nuestros esfuerzos a elaborar y llevar a cabo  programaciones didácticas y coreografías, pero no debemos de olvidar que nada de eso tendría sentido sin un envoltorio escénico adecuado. Tanto el vestuario, como el atrezzo, el maquillaje y la caracterización que engloba una obra, debe de estar cuidadosamente diseñada ya que puede ser la guinda del pastel de todo nuestro trabajo en clase cuyo objetivo es escénico, o de lo contrario también puede ser  que arruine el espectáculo y por lo tanto los sueños de nuestros alumnos y el  duro trabajo de todo un curso tanto de docentes como discentes.

 

Por ello, a través de esta divertida sección, nos gustaría compartir con vosotros tanto curiosidades históricas, tips de maquillaje, trucos de peinados… como los pasos que vamos a ir dando para completar la puesta en escena de nuestras coreografías hasta momentos antes de gritar esa maravillosa frase que llena de emoción nuestros corazones bailongos.

 

¡Arriba el telón!